ANTIAGE THALGO

La acción del tiempo en nuestro organismo es inmenso y nuestro rostro evoluciona con el paso de los años. Aparecen arrugas, los tejidos se distienden formando pequeñas bolsas, la propia estructura facial cambia y nuestra piel adelgaza dejando atrás la firmeza de la juventud. El tiempo pasa irremediablemente, pero en nuestras manos está el detener los efectos negativos que tiene en nuestra piel.

En Centro Médico Vital desarrollamos una innovadora línea de tratamientos de rejuvenecimiento en tres pasos basados en la cosmética marina de Thalgo. Se pueden realizar independientemente, pero recomendamos aplicarlos en su conjunto en un protocolo de tratamiento único.

ALISAR

Comenzamos con una limpieza en profundidad a través de un delicado pero intenso peeling.

Continuamos el tratamiento con una estimulación de la piel con la técnica de Modelage e Hidratación de Aloe Vera y, finalmente, como si de un velo de Colágeno Marino se tratara, aplicamos la mascarilla Pur Collagen Mask.

El efecto es instantáneo y nuestra piel luce más lisa, fresca y luminosa.

RELLENAR

Arruga por arruga. Una a una. Así de minucioso y delicado es este proceso en el que una profesional de nuestro equipo realiza un masaje manual pormenorizado exfoliando cada arruga en profundidad con la Crema Renovadora exclusiva THALGO.

Tras la exfoliación, se estimula la piel con la técnina de Modelage Dermastim que rellena los surcos de la piel de Ácido Hialurónico redensificándolos. El acabado final se logra aplicando la doble máscara Hialurónica específica para las arrugas de expresión más profundas.

Este tratamiento frena la aparición de las arrugas y las ya instaladas quedan visiblemente atenuadas.

TENSAR

Es el eslabón final: con la piel limpia y las arrugas suavizadas, tan sólo queda realizar un efecto lifting. Esta última parte del tratamiento redefine instantáneamente el óvalo facial, el mentón y el cuello.

El resultado se consigue con una Máscara de moléculas originales de Ácido Hialurónico marino, Colágeno y Silicium marino. La mascarilla produce un efecto tensor importante y el óvalo del rostro queda definido, las arrugas sumamente suavizadas y la piel mucho más tersa y joven.